Que la memoria le haga justicia

Las leyendas no siempre salen por la puerta grande. Está perpetuado en el fútbol aquello de que un portero es recordado mucho más por sus errores que por sus aciertos. Se va un trozo de historia del fútbol español, no solo del Real Madrid, y lo hace de una manera que rara vez imaginaría si se la proyectaran hace un lustro.

Se marcha a la liga portuguesa y nos quieren hacer ver que se le preparará una gran despedida, a la altura de la estela que deja tras de sí. Una ceremonia que, en lo superficial, será emocionante pero que se encuadra dentro de un ambiente de hostilidad en el que el capitán ha quedado en el centro de la diana. Porque un sector de la hinchada no recuerda los 25 años al servicio de un club, los 16 como profesional y los 19 títulos levantados. Que para hacerse con la ansiada Décima, antes hubo que ganar la octava y la novena. Que se llega a empequeñecer a quien ha conseguido 5 títulos de Liga y dos Eurocopas. Y que, si hablamos de heroicidades con la Roja, no habría sido exagerado ponerlo una semana en besapié tras salvar un gol cantado de Robben en la final del Mundial o en 2002, al finalizar la tanda de penaltis contra Irlanda del Norte.

Acaba la etapa del segundo jugador con más partidos de la historia madridista, solo superado por Raúl, con más luces que sombras y algunos parecen ver el negativo. Porque quien antes lo subió a los altares, ahora trata de bajarlo a los infiernos. Y eso no es solo malo para él, sino para los que llegan desde abajo. Que nunca bajen la guardia porque en esto del fútbol pasas de héroe a villano en cuestión de segundos. Y tal vez, a medida que vayan pasando nombres bajo los palos del Bernabéu y se vayan arrancando hojas en el calendario, se aprecie que el portero que tenían ante sus ojos era uno de esos a los que mitifican cuando solo ven en resúmenes y contadas ocasiones.

Es extraño, pero todo lo conseguido a lo largo de su carrera parece no haber bastado para que ciertos sectores reconozcan su labor. Sus logros no lo han hecho del todo, espero que la memoria sí le haga justicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s